Departamento de Sociedades Secretas

Auditores

Notas técnicas

El autor de este documento es Amelisa, miembro del departamento de Documentación de Sociedades Secretas. La fecha de esta entrada es el 10 de Julio de 1914.

Los Auditores

Según la información recopilada por la Orden de Pérgamo en los últimos tiempos, se ha encontrado un factor común en algunas sociedades secretas. Dentro de los patrones que presentan sus estructuras jerárquicas, cuando las organizaciones alcanzan cierta cantidad de miembros, tienden a incorporar la figura del auditor, vigilante, custodio , etc., son varios los términos utilizados para referirse al mismo tipo de puesto.

Los auditores son, típicamente, miembros altamente respetados dentro de estas sociedades. También son temidos y criticados, pues su labor es la de supervisar el buen funcionamiento de sus equipos. Un mal informe, dependiendo de la institución, puede ir desde una sanción, pasando por la expulsión, hasta la muerte. A nadie que se cruce con un auditor, se le pasa por la mente el atacarle o causarle mal de algún tipo.

Se almacena este archivo. Se incluye en la sección abierta al público, por recopilar información general y no sensible.

Amelisa, del Departamento de Sociedades Secretas.

Anuncios
Bravantia

Los Vigías del Horizonte

FotoHorizonte
Photo by Thibault Mokuenko on Unsplash

Notas Técnicas

El bibliotecario al cargo de este documento, ha trabajado, por petición espresa del Rey vigente, con la ayuda de miembros de los Caballeros del Alba y otras fuerzas de inteligencia del reino con el fin de recabar información de los Vigías del Horizonte.

No se ha conseguido contactar con ningún miembro de los Vigías del Horizonte para completar y/o verificar esta información.

Siglo X de la Era del Alba. Reino de Bravantia.

Acerca de los Vigías del Horizonte

Los Vigías del Horizonte es el nombre de una organización que opera en todo el reino de Bravantia, se piensa incluso que se extiende más allá de sus fronteras.

Los servicios de inteligencia y los Caballeros del Alba han investigado al respecto y de momento no se la considera una organización peligrosa, aunque aún se sabe muy poco acerca de la misma.

Sobre sus principios

Por lo que se puede saber acerca de las investigaciones, la organización dice simpatizar con el pueblo. No les interesan los temas políticos o los reyes vigentes, siempre y cuando no afecten negativamente a las personas.

Sin embargo, los informes apuntan a que es una organización que ha podido delinquier en algunas ocasiones, si bien no existen pruebas fehacientes a este respecto. Se sospecha que han podido estar implicados en ciertos robos documentales en importantes casas de las distintas provincias de Bravantia. También se piensa que han podido participar en otro tipo de robos.

Casos conocidos

Los Caballeros del Alba no consideran a esta organización como peligrosa, si bien la tienen bajo vigilancia. Los Vigías del Horizonte participaron en la solución de un conflicto en la ciudad de Hommo, si bien no estaban exactamente alineados con los Caballeros del Alba que participaron en dicha operación. Un Señor Feudal estaba convirtiendo a algunos ciudadanos en esclavos, estando la esclavitud prohibida en el reino. No se sabía dónde estaba el origen de la trama, pero los agentes de Los Vigías del Horizonte averiguaron cada detalle del negocio y no solamente entregaron al Señor a las autoridades, sino que se encargaron de la liberación de los esclavos.

Debido a esto, si bien esta organización no trabaja para el Rey, de momento simplemente se les mantiene bajo vigilancia.

Otras observaciones

Se sospecha que los agentes de Los Vigías del Horizonte no son humanos normales. Los Caballeros del Alba entrevistados que han tenido ocasión de interactuar con alguno aseguran que son muy ágiles y que son capaces de escalar paredes como un gato. Si bien los Caballeros del Alba son la élite de las milicias de Bravantia, los entrevistados muestran en general cierta preocupación en caso de que tuviesen que vérselas en algún momento con algún Vigía del Horizonte. Se piensa que pueden ser bakenekos, una especie de humano con cualidades especiales. Los servicios de inteligencia saben de su existencia desde hace mucho tiempo, pero no lo hacen oficial por considerar que puede afectar a la seguridad del reino.

Actualizaciones posteriores

Cambio en el grado de peligrosidad I

Una serie de asesinatos han tenido lugar en Zoria, la capital de Bravantia. Son ya tres los casos y el servicio de inteligencia real tiene sosopechas de que los implicados deben de tener cualidades sobrehumanas. De manera preventiva, Los Vigías del Horizonte pasan a tener un grado de peligrosidad medio y serán vigilados paralelamente.

Mientras, en la Corte se plantea llevar a cabo una campaña de marketing y hacer uso de la leyenda de los bakeneko. Al fin y al cabo se sospecha ligeramente de que Los Vigías estén involucrados, por lo que viene como anillo al dedo, si bien es cierto que la leyenda tiene mucho de inventado y acabará costándole la vida a algún gato callejero.

Cambio en el grado de peligrosidad II

Han ocurrido dos asesinatos más en dos puntos diferentes de la ciudad a la vez. Además en ambos casos  se determinó que fue necesaria más de una persona para realizar la operación. Por lo tanto se confirman las sospechas de los servicios de inteligencia de que es una organización la que está detrás de todo esto. En las calles ya se habla de los responsables como Los Bakeneko. Los Vigías del Horizonte acaban de recibir un segundo nombre por parte del pueblo y gracias (o a pesar de) al marketing hecho desde la corte.

 

 

Bravantia

La Cámara de los Sabios

puertaMadera_pek_retocada

La Cámara de los Sabios. Son muchos los que hablan de ella, pero muy pocos los que han estado en su interior.

Notas técnicas

El bibliotecario al cargo de este documento no ha sido capaz de contactar con ningún individuo vivo que acredite, con las pruebas suficientes, haber estado en La Cámara.

Este humilde servidor de la biblioteca de Los escritos de Pérgamo ha solicitado audiencia en la corte con el objetivo de poder contactar con algún alto cargo que haya tenido acceso a la misma. Ninguna de mis peticiones por carta han sido contestadas. Por lo tanto, no me queda más remedio que el de recopilar toda la información disponible y hacer un informe. Se advierte al lector de este pergamino que los datos aquí recogidos no tienen por qué ser veraces, pues se basan en el saber popular y en la intuición de un bibliotecario.

Siglo X de la Era del Alba. Reino de Bravantia.

Acerca de La Cámara de los Sabios

La Cámara de los Sabios es un recinto que está oculto en algún punto del subsuelo del Barrio Real de Zoria, capital de Bravantia. Es una Cámara que pertenece al rey regente y a la que muy pocas personas ajenas a la familia real tienen acceso.

Se cree que es una gran cámara con una cantidad ingente de libros, conocimientos y diversos artículos de distinta índole, algunos de ellos incluso mágicos.

Conocimientos

Tan solo algunos alquimistas y eruditos reales han tenido acceso a la misma para realizar investigaciones que ayuden al reino. Sin embargo se cree que algunas de las curas que se han desarrollado en Zoria han nacido en la Cámara. Libros de medicina, de hechizos, de alquimia … todo libro susceptible de conocimiento en cualquiera de las grandes áreas de interés tiene una copia en la Cámara. En caso de existir una sola copia, ésta es requistada por las autoridades reales y llevada a la misma.

Se cree que la Cámara es el gran centro de conocimiento del reino. Por ello el acceder a la misma constituye un instrumento para obtener gran poder. El conocimiento es poder. Quizá por ello la familia real tiene, a su vez, tanta influencia.

Un pequeño escuadrón de alquimistas y hombres sabios son escoltados una vez al año por una pequeña milicia recorriendo las principales ciudades. Kalia es una de las paradas obligatorias, debido al gran número de alquimistas que se forman en dicha ciudad. El objetivo del escuadrón no es otro que el de detectar nuevas fuentes de conocimiento e incluirlas en la colección de La Cámara. Los kalienses y otras ciudades se cuidan lo suficiente como para intentar ocultar sus manuscritos o, al menos, asegurarse de tener una copia que se quede allí después de que pase el escuadrón.

Esta situación genera tensiones entre los sabios de la corte y el resto de profesionales que residen en otras ciudades bravantinas. Sin embargo es de obligado cumplimiento el colaborar con la Corona en la “recaudación del saber”.

Artilugios

Con un enfoque similar al de recopilar conocimientos, también la corona se permite el lujo de adquirir un ejemplar de cualquier artilugio o invento que considere que merezca la pena.

Objetos para pesar, medir, ver las estrellas, con objetivos médicos, de guerra … etc. Las tipologías son innumerables.

Sin embargo, por lo que es famosa la Cámara en lo que a artilugios se refiere es al rumor de que en su interior se almacenan pequeños ejemplares de los distintos tipos de Piedra Filosofal.

piedraEnMano_editado

A día de hoy los alquimistas están de acuerdo en la existencia de tres tipos de Piedra Filosofal:

  • Piedra filosofal roja: capaz de transmutar los metales innobles en oro
  • Piedra filosofal blanca: capaz de transmutar los metales innobles en plata
  • Piedra filosofal dorada: capaz de curar cualquier enfermedad. Se cree que un alquimista lo suficientemente diestro sería capaz de crear un Elixir de la Vida teniendo unos gramos de esta piedra. Dicho elixir permitiría prolongar la vida y luchar contra la vejez mientras se administrase.

Los rumores dicen que la casa real tiene en La Cámara pequeños fragmentos de las distintas piedras. Esto permitiría que en caso de escasez o de problemas económicos, fuese fácil para el rey el crear más oro gracias a la piedra filosofal roja. Por otra parte la dorada protegería a la familia real en caso de que hubiese un brote de alguna de las enfermedades contagiosas que asolan algunas partes del reino.

Ubicación

Por supuesto, aunque se cree que la Cámara está en el subsuelo, nadie tiene la certeza de dónde está la entrada que permite el acceso a la misma. No han sido pocos los que han intentado recuperar algún libro robado o simplemente acceder a tan ingente cantidad de conocimiento.

Si desde luego alguien lo ha conseguido, o se lo tiene muy callado o no ha salido vivo de la operación.

Otras teorías

Otras teorías menos conocidas, pero de las cuáles se han encontrado escritos en fragmentos de diarios o documentos antiguos, es que La Cámara de los Sabios no está en un único lugar. Esta teoría defiende que La Cámara es un conjunto de habitáculos repartidos por el subsuelo de Zoria, no necesariamente debajo del Barrio Real. También defiende que la lógica dice que las piedras filosofales tendrían que almacenarse por separado, al igual que el banco de conocimiento.

Esto permitiría que, en caso de ser descubierto alguno de los habitáculos de La Cámara, la pérdida sería menor que en el caso en el que una persona encontrase todos los tesoros en un único sitio.